alt

Para cumplir con sus obligaciones tributarias puede hacer uso de la firma digital

La DIAN ha facilitado los medios de presentación de las obligaciones tributarias desde cualquier parte del mundo

07 de septiembre de 2015

Síganos en Twitter y Facebook

Las nuevas tecnologías proporcionan hoy por hoy mecanismos prácticos y útiles que han reducido la tramitología, que en nuestro país era casi una religión. En general la realización de muchos trámites ahora se pueden realizar a través de internet o de distintas plataformas tecnológicas. Esto les ha permitido a las empresas optimizar sus procesos, uno de estos ejemplos es la implementación de la firma digital.

La firma digital se encuentra definida en el artículo 2° de la Ley 527 de 1999 como un procedimiento que garantiza dos particularidades propias de las comunicaciones electrónicas: la autenticidad y la integridad y que permite determinar la confiabilidad de una clave personal por medio de la cual se pueden realizar operaciones con la certeza de que el mensaje no haya sido modificado.

La DIAN ha facilitado los medios de presentación de las obligaciones tributarias y desde cualquier parte del mundo representantes legales, contribuyentes, contadores o revisores fiscales pueden usar la firma digital para cumplir los distintos compromisos tributarios, ya que la legislación les dio carácter de confiabilidad y aprobabilidad en el Decreto 1747 de 2000 y la Circular Única de la Superintendencia de Industria y Comercio.

La firma digital se debe actualizar cada tres años cuyo procedimiento se realiza en los últimos 30 días previos al vencimiento. Este trámite no tiene costo y se puede hacer a través de la página web de la DIAN.

La firma digital puede ser cancelada según la Resolución 000114 del 5 de junio de 2014, en caso de pérdida de la clave o cuando crea que está en riesgo la privacidad de la misma, por muerte del firmante, por la liquidación de personas jurídicas, cuando el que suscribe la firma ya no hace parte de una organización o cuando no se va a realizar la renovación. Ante la evolución de las innovaciones tecnológicas, la firma digital puede ser un buen recurso para evitar desplazamientos y quienes no estén en la obligación o no deseen hacer uso de esta herramienta pueden también hacer sus trámites de manera tradicional.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal Ltda.