alt

Solo falta una firma para que se reglamente la afiliación de los trabajadores independientes a Riesgos Laborales

Solo falta una firma para que se reglamente la afiliación de los trabajadores independientes a Riesgos Laborales

08 de septiembre de 2015

Síganos en Twitter y Facebook

La obligación por parte de los trabajadores independientes de afiliarse al Sistema General de Riesgos Laborales (SGRL) fue establecida por la Ley 1562 de 2012, sin embargo aún no se ha señalado su reglamentación y por ahora no se encuentra aplicando.

Recientemente la Corte Constitucional consideró factible un decreto en el que ha venido trabajando el Ministerio de Trabajo con el que se pretende desarrollar la forma en la que estos deban afiliarse y pagar los aportes al Sistema General de Riesgos Laborales.

La Ley 1562 de 2012 establece que los trabajadores independientes e informales deben estar afiliados al SGRL, así como la competencia que tiene el Ministerio de Trabajo para adoptar la tabla de cotizaciones mínimas y máximas para cada tipo de riesgo al que corresponda la actividad del trabajador. Frente a estas disposiciones el decreto, que solo hace falta de su firma para la expedición, aplica para las personas que devenguen más de un salario mínimo legal vigente.

Un trabajador independiente es una “persona natural que realiza una actividad económica o que presta sus servicios de manera personal y por su cuenta y riesgo.”, quien deberá realizar su registro al SGRL a través de la administradora de su preferencia, posterior a su afiliación al Sistema General de Seguridad Social y de Pensiones, precisando tiempo, modo y lugar en donde desarrollará la actividad, junto con la clase de riesgo de su oficio.

La cotización será asumida en su totalidad por el trabajador, quien podrá realizar el pago anticipado de varios meses de cotizaciones. La base de esa cotización dependerá de los ingresos declarados en su inclusión en el Sistema General de Salud y Pensiones y no podrá ser inferior al valor mínimo porcentual de la tabla de cotizaciones, 0.348%, ni superior al 8.7%.

En caso de mora, el trabajador será notificado y no se le proporcionará las prestaciones asistenciales y económicas por los riesgos laborales. Así mismo el trabajador independiente debe declarar las novedades previsibles de forma anticipada; las novedades no previsibles se reportarán el mismo día en el que ocurrieron o máximo un día hábil siguiente al acontecimiento.

El mismo decreto define a las novedades transitorias como las incapacidades, suspensiones o variaciones del Ingreso base de cotización y las permanentes como “las que afectan la cotización base con una entidad administradora, como los ingresos al sistema, cambios o terminación de la actividad, traslado de entidad administradora y cambios permanentes en el Ingreso Base de Cotización, cambio de condición de independiente a dependiente, o viceversa.”

La norma además le obliga a este trabajador independiente a asumir otros costos como es la realización de los exámenes médicos ocupacionales, que tendrán vigencia de un año y su costo será asumido por él mismo; y también debe contar con los elementos de protección personal necesarios para su actividad, él mismo asumirá su costo.

Por último, las cuestiones que no regula la norma serán manejadas bajo las disposiciones del Decreto-Ley 1295 de 1994, la Ley 776 de 2002 y la Ley 1562 de 2012. La firma del Decreto se dará por parte de los Ministros de Trabajo, Hacienda y Salud con la intención, dicen ellos, de fomentar la formalización del trabajador independiente incentivando la producción y brindando un marco de seguridad a su condición laboral.

Sin embargo tales obligaciones podrían hacer el efecto contrario al imponerles más gravámenes y llevarlos hacia la informalidad, la cual, según cifras del DANE ha reportado un incremento anual de 4,4 por ciento para 2015.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal Ltda.