alt

Los exámenes de embarazo en las pruebas ocupacionales

¿Es legal en las pruebas médicas para el ingreso a un trabajo exigir que se practiquen exámenes de embarazo?

9 de septiembre de 2015

Síganos en Twitter y Facebook

Es usual que al momento de realizar las pruebas médicas a una mujer para su ingreso en una empresa a esta le practiquen exámenes de sangre, con tal de averiguar por enfermedades o si la personas consume algún tipo de droga ilegal. Adicionalmente, en muchos casos, estas prácticas se realizan particularmente a mujeres con el objetivo de averiguar si en ese momento se encuentran en estado de embarazo.

Para los ojos de la ley colombiana ¿es esto legal? Por regla general no lo es.

Según el artículo 56 del Código Sustantivo del Trabajo el empleador de proteger y asegurar a sus trabajadores. De esta obligación se desprende el deber de practicarle a sus subordinados los exámenes médicos y la adopción de medidas de higiene y seguridad indispensables para la protección de la vida, la salud y la moralidad de los trabajadores a su servicio (artículo 348 del mismo código).

Según esta norma, los exámenes médicos se realizan con la intención de que el empleador conozca la salud de sus trabajadores y saber qué requieren con tal de que puedan desarrollar sus actividades de manera segura y con prevención.

La Resolución 2346 de 2007 expedida por el ese entonces Ministerio de Protección Social reglamentó estas disposiciones de prácticas de evaluaciones médicas ocupacionales y el manejo del contenido de las historias clínicas que provengan de aquellas.

Según la norma estas evaluaciones médicas se realizan para determinar las condiciones de salud física, mental y social del trabajador antes de su contratación, en función de las condiciones de trabajo a las que estaría expuesto, acorde con los requerimientos de la tarea y perfil del cargo.

Esto es importante mencionarlo porque el objetivo principal de las evaluaciones es establecer si la realización de la actividad podría ir en perjuicio de su salud y establecer si pueden existir restricciones por parte de este nuevo trabajador.

Así, por regla general, encontrarse en estado de gestación no es considerada como una causa que limite las capacidades de la trabajadora y por lo tanto estos exámenes deberían ser indiferentes en cuanto a si la nueva trabajadores se encuentra o no en embarazo.

No obstante, lo anterior sí es posible ordenar exámenes de embarazo si se aspira a un cargo que tenga condiciones que pueda poner en riesgo la salud y la vida de la trabajadora y su bebé. Estos solo se harán con el propósito de protección de la futura trabajadora y no para excluirla de la contratación.

Estas labores se encuentran mencionadas en el mismo código de trabajo en su artículo 242, que son entre otros trabajos de pintura industrial, trabajos subterráneos de las minas y los que requieran grandes esfuerzos. Para ocupar un cargo en estas labores sí podría justificarse los exámenes de embarazo.

Por último, no sobra mencionar lo dispuesto por el Ministerio de Trabajo en un anterior concepto en el que sostuvo “la prueba de embarazo ordenada por el empleador será procedente bajo el entendido que es una medida preocupacional, y siempre que las actividades del trabajo impliquen un riesgo para la vida de la madre aspirante y el normal desarrollo del embarazo; de lo contrario, no puede considerarse como un requisito para que una mujer pueda ingresar a laborar o mantenerse en su empleo.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal Ltda.