alt

Al fin se regula la actividad de minería subterránea

La minería subterránea comprende la excavación, extracción y transporte de minerales y metales que en Colombia reporta el 2.4% del total de la economía; en donde el carbón, el ferroníquel, el oro y las esmeraldas son los principales productos

23 de septiembre de 2015

Síganos en Twitter y Facebook

Como parte de las medidas del gobierno nacional para regular las labores de minería para garantizar la seguridad y fortalecer la labor minera en el marco de su política de desarrollo, el Ministerio de Minas y Energía expidió recientemente el Decreto 1886 de 2015 que establece el Reglamento de Seguridad en las labores Mineras Subterráneas. El Decreto concreta las condiciones mínimas de prevención de riesgos en esta actividad, así como implementa medidas de inspección, vigilancia y control que estarán bajo la responsabilidad del titular del derecho minero, el explotador minero y el empleador.

El Decreto regula las actividades de minería subterránea como el almacenamiento, manipulación y disposición de combustibles, aceites y demás compuestos químicos, el mantenimiento de la maquinaria y los equipos, así como la reparación e instalación de sistemas eléctricos de mediana y alta tensión, carga y descarga de combustibles, el mantenimiento de los sistemas hidráulicos, inspecciones de puntos críticos y el monitoreo ambiental entre otros. Se establecen las obligaciones tanto de los titulares del derecho minero, el explotador minero y el empleador, como de los trabajadores en del marco del Sistema General de Riesgos laborales y el Sistema de Gestión en Seguridad y Salud en el trabajo SG-SST.

La minería subterránea comprende la excavación, extracción y transporte de minerales y metales que en Colombia reporta el 2.4 % del total de la economía y en donde el carbón, el ferroníquel, el oro y las esmeraldas son los principales. A 2010 y según el informe de la Unidad de Planeación Minero Energética del Ministerio de Minas y Energía esto constituye el 24.8% del total de exportaciones nacionales, sin embrago problemas como la minería ilegal y las trabas al momento de adjudicar licencias mineras a empresas nacionales están desacelerando el desarrollo del sector.

El Decreto 1886 además reglamenta aspectos tan importantes para la actividad minera subterránea como la capacitación y el reentrenamiento del personal, los elementos y equipos de protección necesarios para la actividad, las evaluaciones médicas, prevención de emergencias y accidentes laborales, como también aspectos fundamentales como la ventilación al interior de las minas en donde se debe establecer un plan para controlar las emisiones de gases, humo, monóxido y dióxido de carbono y demás componentes que se producen de la minería subterránea. Se incluye el control del polvo para prevenir explosiones de polvo de carbón o de distintas sustancias inflamables derivadas de la extracción.

Otras de las disposiciones del Decreto es el plan de sostenimiento de las excavaciones para prevenir derrumbes que deben tomar los titulares, explotadores y empleadores mineros; también se reglamenta el transporte al interior y exterior de las minas, bandas transportadoras para minerales y metales, así como el manejo, transporte, almacenamiento y uso de explosivos para las labores de minería subterránea, las adecuaciones de redes eléctricas y el uso de máquinas y herramientas como malacates y sistemas hidráulicos.

Los titulares mineros, explotadores de minas y empleadores deberán establecer planes de higiene, alumbrado, iluminación, así como el control del ruido manteniendo los niveles de presión sonora con relación a la exposición del trabajador en la mina, también el control de la temperatura que relacionará el nivel de grados centígrados con el número de horas trabajadas. También se reglamentan las sanciones cuando se incumplan las anteriores disposiciones.

El Decreto 1886 es una normativa integral que servirá como hoja de ruta para brindar las medidas de protección y condiciones laborales favorables en la actividad minera subterránea que complementa la Política Nacional de Seguridad Minera de 2011 y que brinda un marco importante para la actividad minera y empresarial del país que contribuye a solucionar un poco el desorden histórico del sector. Sin embargo hay que anotar que “en 233 municipios, en 24 departamentos del país, cerca del 70 por ciento del territorio, se han detectado actividades de minería ilícita” ya sea informal y artesanal o dominada por grupos armados ilegales factor al que se debe también dirigir la atención.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal Ltda.