alt

Evítese problemas y conozca cuales son las cláusulas y prácticas abusivas cuando firme un contrato con entidades financieras

Es probable que alguna vez haya tenido problemas con alguna entidad financiera, pero es mejor conocer y así evitar pérdidas de tiempo y dinero

29 de septiembre de 2015

Síganos en Twitter y Facebook

La Superintendencia Financiera emitió una circular dirigida a los representantes legales y defensores del consumidor financiero de las entidades vigiladas, en donde da a conocer a través de la adición del numeral “Cláusulas y prácticas abusivas” en la Circular Básica Jurídica de 1996, una referencia para identificarlas y reportarlas.

La misma Superintendencia define las cláusulas abusivas como “conductas que conlleva a abusos contractuales o a convenir cláusulas que puedan afectar el equilibrio del contrato o den lugar a un abuso de posición dominante contractual”, y detalla los casos que se deben tener en cuenta para identificarlas.

Una de estas cláusulas abusivas son las que exoneran o limitan la responsabilidad de las entidades financieras y no permiten la acción de los derechos de los consumidores, como son las que invierten la carga de la prueba (casos en que la ley presume ciertos hechos, y quien pretenda negarlas debe probarlo) y absuelven de cualquier responsabilidad a la entidad financiera, y las que eximen a las entidades financieras por el desembolso de depósitos a terceros no autorizados o por el pago de cheques falsos.

También, cuando estas autoricen a las entidades a adoptar decisiones unilaterales, se impongan o modifiquen obligaciones adicionales a las que inicialmente se pactaron, a no ser que estas estén autorizadas por la ley. Por ejemplo las que señalan un plazo determinado para que el consumidor se manifieste respecto del contenido de los extractos, y si este no da respuesta, se entenderán aceptadas las operaciones allí incluidas, o las que permiten a las entidades modificar unilateralmente las condiciones de uso de las tarjetas de crédito.

En otro grupo de cláusulas abusivas se encuentras las que limitan los derechos de los consumidores financieros, y las que obligan a los consumidores a contratar un determinado producto o servicio con una persona o empresa específica; como es la exigencia de contratar seguros con la compañía como condición para obtener un crédito.

La Superintendencia, además de las anteriores, estableció que son cláusulas abusivas cuando se autoriza a la entidad financiera a cobrar por servicios que no prestan, por ejemplo las que permiten a las entidades cobrar a sus deudores por recibir el pago de sus créditos o cuando se dispone que las entidades vigiladas podrán realizar cobros de manera automática y sin realizar gestión alguna para tal fin.

Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta son las prácticas abusivas que a veces al momento de realizar un procedimiento contractual con entidades financieras puede pasar por alto, como el uso de letras ilegibles o difíciles de leer a simple vista, el conocimiento de los reglamentos de los productos o servicios que se adquieren, también obligar a los consumidores financieros a expresar que conocen y aceptan los reglamentos sin haberlos entregado o darlos a conocer; limitar el derecho de los consumidores a dar por terminado los contratos, a no ser que se trate de contratos con otras condiciones, o incitar al consumidor financiero a tener más productos con la entidad como requisito para concederle beneficios en la tasa de interés para vivienda, a sabiendas de que este es asumido por el Estado.

Conocer qué son y en qué consisten las cláusula y prácticas abusivas en los procesos contractuales con las entidades financieras vigiladas le puede ayudar a evitarse dolores de cabeza y sobrecostos innecesarios no solo en las empresas, sino en el manejo de sus finanzas personales y para ello la Superintendencia clasificó las posibles cláusulas y prácticas abusivas para que conozca y escoja la mejor opción al momento de firmar un contrato con una entidad financiera.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal Ltda.