alt

Algunos patrimonios autónomos deberán tener una NIT propia

Los patrimonios autónomos que desarrollen operaciones de comercio exterior deberán tener su propia NIT independiente de la NIT global de la fiducia

26 de Abril 2016

Síganos en Twitter y Facebook

El Ministerio de Hacienda anunció hace unas semanas que las sociedades fiduciarias que administren patrimonios autónomos constituidos para desarrollar operaciones de comercio exterior, deberán inscribirlos en el Registro Único Tributario, para que obtengan una NIT (Número de Identificación Tributaria) que los identifique de manera individual.

Es decir, este tipo de patrimonios autónomos, además de encontrarse identificados en el NIT global de los patrimonios autónomos que son administrados por la fiducia, deberán tener también uno independiente de este, con el objeto, según este ministerio, el adecuado control y cumplimiento de las obligaciones aduaneras.

Esta obligación fue publicada mediante el Decreto 589 del 11 de abril de 2016. En el cual también se menciona que las sociedades fiduciarias deberán entonces presentar una declaración independiente por cada patrimonio autónomo con NIT independiente y suministrar la información que sea requerida por la DIAN.

Para la inscripción en el RUT de estos patrimonios autónomos se deberá enviar la fotocopia del documento de identidad del representante legal, certificado de existencia de la sociedad fiduciaria, certificación del representante legal, la operación que desarrolla este patrimonio autónomo, nombre e identificación de este, ubicación de la sociedad fiduciaria y fecha de celebración del contrato de fiducia mercantil.

Recordemos, finalmente, que un patrimonio autónomo no es más que los bienes que administra una sociedad fiduciaria. Este patrimonio no es propio de la fiducia, sino que esta se encarga de administrarlo, por lo tanto es diferente al patrimonio propio del fiduciario y del patrimonio que no ha sido entregado por el fiduciante.

Este patrimonio autónomo solo será responsable por las obligaciones que se contraigan relacionadas con la finalidad por el que fue entregado a un tercero (fiduciario). En últimas es inembargable por las obligaciones o deudas que tenga la fiducia y solo pueden ser embargables los derechos del fiduciante sobre los frutos que obtenga este patrimonio, a menos que la deuda contraída por el fiduciante se haya realizado antes de la constitución de este.

 

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.