alt

Lease-back, una opción de liquidez para su empresa

Aplique las normas de información financiera con Activo Legal

28 de Abril 2016

Síganos en Twitter y Facebook

La realidad económica ha propiciado la creación y el uso de alternativas de liquidez para las empresas, motivo por el cual se han establecido distintas formas de financiación. Las empresas en este momento pueden escoger y acceder a distintos tipos de financiación de acuerdo a sus necesidades, sobre todo en los casos en los que se cuenta únicamente con los activos fijos. Una de esas opciones es el Lease-back.

Conocido también como retroleasing o retroarriendo, básicamente es un contrato en el que una empresa vende o transfiere la titularidad de un mueble o inmueble a una entidad financiera, en donde se garantiza la continuidad del uso por parte de la empresa pagando un arrendamiento y con la posibilidad de compra al término del contrato.

Normalmente y según la necesidad de las empresas que realizan contratos de Lease-back, las cláusulas del contrato para que la operación tenga éxito según los propósitos perseguidos, son el precio de venta, la rentabilidad, la duración del contrato y el costo de financiación.

El Lease-back es una modalidad de financiación para las empresas que necesitan efectivo y puede aliviar ciertas situaciones de desequilibrio en los balances sin la necesidad de renunciar a su actividad profesional o productiva.

Para una mejor información lo invitamos a que conozca nuestro portafolio de servicios contables, financieros y tributarios, diseñado para resolver cualquiera de las inquietudes que surgen en el día a día de las actividades empresariales solo con un click aqui

 

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.