alt

Los sindicatos tienen participación de una partida del presupuesto nacional

El Programa de Actualización de Líderes Sindicales goza de partidas anuales de presupuesto público para lograr sus objetivos

29 de Abril 2016

Síganos en Twitter y Facebook

El Ministerio de Trabajo publicó recientemente una Resolución con la que reformó principalmente la distribución de los recursos del presupuesto nacional que se adjudica anualmente al Programa de Actualización de Líderes Sindicales.

Se trata de la Resolución 911 de 2016 que estipula que la distribución de estos recursos públicos se dará entre las organizaciones sindicales que hagan parte de una o varias asociaciones, federaciones o confederaciones sindicales mediante la suscripción de convenios y contratos.

Anteriormente, estos recursos se repartían no entre los sindicatos, sino entre las “Confederaciones de Trabajadores que tengan representación en la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales”.

Sin embargo, en la nueva norma, las confederaciones seguirán manteniendo la preferencia en la asignación de recursos de este programa; aunque para que se aclare la proporción de lo distribuido entre las confederaciones de la partida presupuestal, será necesario que se determine el número de trabajadores afiliados a cada una de estas.

¿Qué es el Programa de Actualización de Líderes Sindicales?

Este programa fue creado desde 2011 con el objetivo de actualizar y preparar a los líderes sindicales, con el fin de ayudarlos a desarrollar competencias y habilidades que les permita actuar y aportar en los ámbitos nacionales e internacionales como por ejemplo la OIT (Organización Internacional del Trabajo).

También el programa busca fortalecer el sector sindical en Colombia, preparando a estos líderes en temas de negociación, concertación y diálogo social, que puedan llevar a fortalecer las relaciones entre trabajador-empleador.

Su origen se debe a la expedición del Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 que estipula que el se debe asignar una partida anual del presupuesto nacional a estos programas con el objeto de fortalecer la concertación laboral y la prevalencia de los derechos del trabajo.

 A pesar de la búsqueda de estos objetivos loables perseguidos por el Estado, no se explica por qué se decidió otorgar a estas organizaciones, que según la jurisprudencia se conciben como personas jurídicas de derecho privado, partidas de recursos públicos para que logren alcanzar intereses concretos de sus afiliados; más cuando se sabe que estas organizaciones ya son sostenidas por las cuotas ordinarias y extraordinarias que los mismos afiliados se encuentran obligados a pagar.


 

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.