alt

¿Deben ser declaradas en Colombia las rentas que se benefician de los convenios sobre doble tributación?

Colombia ha firmado diversos convenios bilaterales y multilaterales para evitar la doble tributación para así entrar en los mercados mundiales y fomentar la inversión extranjera en el territorio

02 de Mayo 2016

Síganos en Twitter y Facebook

Según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) la doble tributación se presenta cuando una renta obtenida por un particular se encuentra a gravación tributaria por dos impuestos similares en dos o más Estados.

Esto suele suceder en los casos de inversión y comercio internacional, en el que el interesado obtiene un ingreso en un Estado extranjero, y este y su país de origen lo gravan, por ejemplo, con el impuesto de renta, dando a lugar a una doble imposición. Esto, en consecuencia, es un gran obstáculo para los mercados internacionales y los mismos Estados han venido desarrollando algunos convenios bilaterales y multilaterales con el objeto de evitar la doble imposición de las transacciones que se hagan desde y/o hacia sus territorios, cediendo y distribuyendo su potestad tributaria.

En otras palabras, los residentes del Estado X son gravados sobre la totalidad de las rentas que perciba, bien sea que se originen en el mismo o en el Estado Y o Z – rentas mundiales –. A su turno, esos Estados Y y Z someterán a impuesto las rentas originadas en su territorio.

Particularmente Colombia ha realizado diversos convenios con una veintena de países: con España, Chile, Suiza, Canadá, México, Corea del Sur, India, República Checa, Portugal, Italia, Alemania, Venezuela, Argentina, Brasil, Panamá, Estados Unidos, Francia, otros países de la OCDE, entre otros.

En cada convenio se fijan diferentes reglas según lo acuerden las partes, sin embargo la regla general es que las empresas solo pueden someterse a imposición en el Estado donde realice su actividad; si la empresa realiza una actividad por medio de un establecimiento comercial en otro Estado, la imposición puede realizarse en ese otro, pero solo en la medida de la renta que se genere por ese establecimiento en particular.

Tratamiento en la declaración

De esta manera, según el convenio que se haya celebrado con el otro Estado, un ingreso puede o no ser objeto de imposición tributaria. Sin embargo, pese a una u otra posibilidad, tales ingresos deben ser declarados ante la DIAN, como bien los sostuvo esta entidad en un pasado concepto que publicó recientemente.

Para la DIAN la cuestión no es si el ingreso debe o no ser declarado, sino si debe ser declarado como un ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional. En otras palabras, si debe ser tratado como un ingreso que no determina la base gravable del impuesto de renta o de ganancia ocasional, ya que, gracias al convenio, será gravado más adelante por el otro Estado parte del convenio.

La razón de que deba ser declarado es que tal ingreso efectivamente es constitutivo de renta y cumple con la totalidad de requisitos para ser parte de la base gravable de este impuesto, pero, gracias a un convenio para evitar la doble tributación, se encuentra expresamente exceptuado.

Haciendo una analogía para mayor comprensión, sería interesante considerar, por ejemplo, lo que sucede con los beneficios tributarios creados por el Congreso de la República para incentivar algún sector económico o proceso económico. Mediante una ley el Congreso decide que tal actividad o proceso se exceptúa de formar parte de la base gravable del declarante del impuesto y así busca incentivar el crecimiento económico de ese sector o actividad.

De la misma manera, los convenios para evitar la doble tributación buscan incentivar la inversión y el comercio entre los dos países, haciendo que las rentas generadas entre las empresas y particulares de los Estados no sean objeto de doble tributación; sin embargo tal beneficio no los exceptúa de seguir realizando la declaración de estos ingresos.

En conclusión, para la DIAN este tipo de ingresos deben ser declarados como no constitutivos de renta ni ganancia ocasional y como tales deben ser reportados en las declaraciones de renta de los contribuyentes; luego se restan para afectar la base gravable y evitar que se dé una doble tributación.

 

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.