alt

El arrendamiento financiero con la aplicación de las NIF

Las normas de información financiera conciben de distinta manera a los arrendamientos financieros y por ende es necesario recalcularlos de manera contable

22 de junio de 2016

Síganos en Twitter y Facebook

Antes de entrar en materia es importante distinguir en lo que se considera un arrendamiento operativo y un arrendamiento financiero, según lo establece la NIC 17 de las NIIF que trata sobre los arrendamientos.

El primero, el arrendamiento operativo, es aquel en el que una persona arrienda una cosa, sea esta un automóvil, un inmueble o maquinaria y se obliga a pagar una mensualidad por el uso de ese bien. Sin embargo esta sería la única condición; el arrendatario no tiene ninguna opción de compra al finalizarse el contrato, simplemente, al finalizar el contrato, esta persona entrega el bien que había utilizado.

De esta manera en materia contable el arrendatario debe ingresar todo el valor de las mensualidades pagadas como un gasto de arrendamiento, deducible en materia tributaria y sin tener que registrar ningún valor del bien en su activo o su pasivo.

Por otro lado el arrendamiento financiero existe la obligación de asumir algunos compromisos y riesgos, así este bien no sea propiedad del arrendatario. Por ejemplo si se da un siniestro en la cosa arrendada, es la obligación del arrendatario asumir los costos de reparación. Esto se da porque al momento de finalización del contrato existe una opción de compra de dicho bien por el valor residual, luego del pago de las mensualidades pagadas.

En materia contable, el arrendatario debe registrar, al comienzo del arrendamiento, un activo de acuerdo a la naturaleza del bien arrendado (tangible o intangible) y un pasivo financiero correspondientes al valor presente de los cánones y opciones de compra pactados, o al valor razonable del bien arrendado, cualquiera que sea el valor menor registrado. (La suma registrada como pasivo por el arrendatario, debe coincidir con la registrada por el arrendador como activo monetario).

Esta forma de definir y tratar los tipos de arrendamiento, es diferente a lo que usualmente se venía realizando según las normas y consejos del PCGA (Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados) y los artículos tributarios tales como el 127-1 del Estatuto Tributario.

Ahora, en un proceso de adopción de las NIF, ¿es posible pasar de la clasificación de un arrendamiento operativo, a uno de arrendamiento financiero?.

Para realizar la adopción es necesario ver si existe la posibilidad de reconstruir la transacción al momento inicial del arrendamiento. Esto es reconstruir el valor del activo y del pasivo al momento de la firma del contrato.

También se deberá juzgar la posibilidad de recalcular la depreciación del activo considerando su vida útil y recalcular el valor del pasivo considerando la aplicación del costo amortizado con los intereses y las cuotas pagadas.

Si se realiza este recálculo, se generaría entonces un activo y un pasivo en el balance de apertura, en el que, se espera, el activo tenga un mayor valor que el pasivo, por el simple hecho de que la depreciación iría más lento que la misma amortización de la deuda. El diferencial entre los dos implicaría el reconocimiento de una utilidad acumulada.

Otra manera, podría ser aplicando las exenciones de costo atribuido mencionadas en la NIIF 1 para el cálculo del activo, y realizar la medición al valor razonable de activos o pasivos financieros en el reconocimiento inicial para el cálculo del pasivo. Esto generaría el reconocimiento de un activo y un pasivo en el balance de apertura, en donde el activo es incluso mayor que el pasivo, que en la opción anterior.

Según la CTCP (Consejo Técnico de la Contaduría Pública) es posible combinar las dos opciones expuestas acá; aplicando una opción para el cálculo del activo y otra para el cálculo del pasivo, pero se recomienda aplicarlas de manera congruente.


Este artículo fue publicado originalmente en la vigésimo primera edición del periódico Activo Legal. Si desea obtener esta información de manera actual y rápida, haga click en suscripciones.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.