alt

La Gerencia Humanista

Involucrar a los colaboradores en la toma de decisiones, cederles mayor control de las actividades y otorgarles horarios flexibles es el camino al crecimiento.

23 de junio de 2016

Síganos en Twitter y Facebook

Autor: Camilo Rodríguez Botero
Analista de Consultoría en CAUAC S.A.S.

¿Quién no ha deseado un trabajo en el que no tenga horario fijo, en el que pueda estar trabajando en el área que está acorde con sus propósitos, no tener un sitio especifico o lo que es mejor, trabajar desde su casa? ¿Qué tal poder decidir el color de las paredes de su entorno laboral o el diseño de su puesto? Parece irreal, pero es un modelo de trabajo cada vez más usual en el mundo.

Se trata de la orientación de gerencia humanista, que en pocas palabras hace referencia a la gestión centrada en el ser humano, que con hechos concretos de sostenibilidad financiera, social y humana ha demostrado que es posible manejar una empresa dándole mucha libertad a los empleados “cediéndoles el control”.

Un estudio realizado por la Universidad EAN en conjunto con la Universidad St. Gallen de Suiza, recogió las experiencias de trabajo y desarrollo de 19 compañías exitosas en el mundo, que practican este modelo, arrojando los siguientes resultados:

* La mayoría de las empresas que se rigen bajo los principios de la gerencia humanista se caracterizan porque nadie está pendiente del horario de sus empleados, no existe una pirámide jerárquica, los trabajadores forman parte de la junta directiva y en conjunto toman las decisiones estratégicas de la empresa, ya sean financieras, de mercadeo, inversión o laborales.

* Estas empresas mantienen una visión critica del sistema educativo universitario, buscando apoyar iniciativas de educación no formal. Además, reducen al máximo las diferencias e igualan las condiciones laborales, nivelando las funciones para que todos trabajen por la felicidad y una causa y no por un empleo y dinero, lo cual se traduce en productividad.

Semco, un conglomerado de empresas en Brasil, que abarca diferentes unidades de negocio en sectores de la industria, los servicios, las finanzas y los nuevos negocios, con más de 5.000 empleados, es una de las pioneras en el mundo de este modelo innovador, cuyas compañías crecen por encima del promedio, con rentabilidades superiores y tasas de rotación de personal muy bajas.

En Colombia estuvo Joao Vendramim , uno de sus directivos, que no tiene cargo definido, pues allí no existen, así como no hay jefes o coordinadores de áreas, ni tienen una misión, una visión, ni planeación estratégica o un plan financiero a cinco años; máximo son de seis meses, pues no les importa crecer, solo ser sostenibles financieramente, "solo contar con gente apasionada por lo que hace", dice Joao, quien señala que el éxito de la compañía está en "la libertad con responsabilidad".

Los principios básicos de Semco, que respaldan este modelo son: seriedad, transparencia, respeto, responsabilidad, libertad y corresponsabilidad con quienes los rodeen.

Trabajar bajo la gerencia humanista también repercute en tener colaboradores más felices, ya que sienten que son incluidos en las decisiones, que pueden proponer diferentes formas de desempeñarse en sus responsabilidades, que pueden trabajar desde donde quieran, hay mayor compromiso y motivación con la organización, entre otros paradigmas que para muchos son inconcebibles en sus organizaciones.

Pues bien, según un estudio del IOpener Institute de Oxford, Los empleados felices permanecen el doble de tiempo en sus tareas, tienen un 65% más de energía y su vinculación a la empresa es mayor. Por eso aumentan las empresas que deciden medir su felicidad.

Y es que las cifras de colaboradores insatisfechos, inconformes, son preocupantes. Un estudio de Gallup indica que sólo el 12% de los empleados latinos se encuentra comprometido con su trabajo, el 60% está desconectado y el 28% no disfruta de sus labores. Esta falta de inspiración corresponde a un sistema deshumanizado que se ha basado en una estructura jerárquica de supervisión y control que no sólo es costosa sino incapacitante, dado que limita a los integrantes de las organizaciones en su autonomía, autogestión y creatividad.

Recuerden que en ediciones pasadas del periódico Activo Legal, en el artículo “El Poder de Dar Poder”, compartimos otras cifras muy interesantes acerca de los beneficios de convertir las organizaciones en escenarios con un enfoque mucho más humano. Por ejemplo, y para recordar un poco, una organización con colaboradores comprometidos puede lograr impactos como el incremento de ingresos operacionales en al menos 20%, incremento en los ingresos neto desde un 15%; crecimiento de la rentabilidad del 21% con reducciones en costos operacionales del 10%. (Comparar con Doctores George H. Labovitz y Victor Rosansky, autores del libro: “Rapid Realignment").

A la luz de estas cifras, podemos afirmar sin temor alguno que gerenciar sus organizaciones con un enfoque al ser humano “paga” mucho más que seguir trabajando bajo el esquema tradicional de comando y control, zanahoria y garrote, maquinaria y engranes, o como quieran llamarlo.

La gerencia humanista ya está germinando en Colombia y ejemplo de ello son Bancóldex, Acción Fiduciaria, Views, City Parking y CAUAC, entre otras, con resultados de sostenibilidad y desarrollo a niveles destacados cada año.


Este artículo fue publicado originalmente en la vigésimo primera edición del periódico Activo Legal. Si desea obtener esta información de manera actual y rápida, haga click en suscripciones.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.