alt

Los activos agrícolas se deben clasificar según su actividad

El tratamiento contable divide los activos agrícolas entre circulantes y tangibles

24 de junio de 2016

Síganos en Twitter y Facebook

En esta ocasión hablaremos sobre la aplicación de la Norma NIC 41 que regula el tratamiento contable en el sector agrícola y sus activos como vegetales y animales vivientes.

Esta norma requiere para su aplicación que se incluya el seguimiento de determinados pasos obligatorios para el registro, medición y exposición de los activos biológicos en determinados rubros del sector agrícola:

-Clasificar los activos para la actividad agropecuaria en función de su destino.
-Seleccionar el mercado activo
-Reclasificar los activos en función del mercado
-Determinar el costo de los activos biológicos
-Particularizar en el registro y control de los mismos 
-Presentar en los Estados Financieros

Es importante considerar que la omisión del destino, como se indica en el primer caso, en la NIC 41 la hace imprecisa; al igual que si se omite en la utilización del concepto de Valor Razonable. Por lo tanto, se propone presentar los activos biológicos dentro del Estado de Situación clasificándolos en un primer momento en función de su destino; esto es si van a ser destinados a la venta o si van a ser utilizados como factor de producción en la actividad agrícola:

1. Como Activos Circulantes si son destinados a la venta:

-Pueden ser canjeados por efectivo o cancelar una obligación.
-Son bienes destinados a la venta en el curso normal de la actividad
-Son bienes que se encuentran en proceso de producción para la venta o que resultan generalmente consumidos en la producción de bienes o servicios que se destinan a la venta.

Estos activos atraviesan por diferentes fases en su desarrollo, por lo que sufren un proceso de transformación, de ahí que en el análisis deberán tenerse en cuenta:

* Activos biológicos en crecimiento: fomento.
* Activos Biológicos Terminados, destinados a la venta: cría, frutos, etc.
* Productos agropecuarios destinados a la venta: cereales, frutos, madera.
* Bienes a ser utilizados como factor de la producción: semillas, posturas.

2. Como Activos fijos tangibles como factor de producción:

- Si pueden ser empleados en alguna actividad productora de ingresos: Praderas permanentes, Frutales, Bosques.

Clasificación de los activos destinados a la venta

Estos activos se clasificarían con la siguiente medición:

1. Activos destinados a la venta y que cuentan con un mercado activo en su condición actual. Valor Razonable =Valor de mercado – Gastos directos de comercialización.

Donde, el Valor Razonable es la cantidad por la que puede ser intercambiado un activo o liquidado un pasivo, entre dos partes que realizan una transacción libre.

2. Activos para los que no existe un mercado activo en su condición actual, pero existe para similares bienes con un proceso de desarrollo más avanzado.

En este caso, hay que tener en cuenta el desarrollo biológico de los activos: si se encuentran en una etapa inicial de su desarrollo se medirían al costo de reposición de bienes utilizados para obtener un bien similar en la fecha de cierre contable, ya que en este momento no es posible determinar el rendimiento de la cosecha.

Si se encuentran después de la etapa inicial se medirían al valor actual neto (VAN) descontado del flujo de efectivo a percibir.

Los activos tangibles

Para estos activos que van a ser destinados a la producción en el curso normal de la actividad agrícola el criterio básico de medición será el costo de reposición, ya que en este caso no se reconoce la transformación biológica.

Costo de reposición = Suma de los bienes y servicios insumidos para la obtención de un bien similar (medición por lo general al cierre del período).

En el caso de las plantaciones permanentes, es prudente separar su desarrollo por etapas para realizar su correspondiente medición como se muestra a continuación:

1. Desde el inicio hasta que finaliza el proceso de crecimiento o desarrollo.

Medición: Al costo de reposición de los bienes y servicios necesarios para obtener un bien similar. Ejemplo: Frutales antes de producir

2. Desde el inicio de la producción hasta que se logra una producción en volúmenes y calidad comercial.

Medición: Al costo de reposición de los bienes y servicios necesarios para obtener un bien similar menos el importe neto obtenido por la realización de los productos obtenidos. Ejemplo: Frutales al inicio de la producción.

3. Desde que se logra una producción en volúmenes y calidad comercial hasta que finaliza el proceso de desarrollo biológico.

Medición: Al costo de reposición de los bienes y servicios necesarios para obtener un bien similar más los costos atribuibles al mantenimiento del activo biológico en producción menos las depreciaciones acumuladas. Ejemplo: Frutales en etapa de crecimiento y producción.

4. Desde que finaliza el proceso de desarrollo biológico hasta el fin de la vida útil del bien.

Medición: Al costo de reposición de los bienes y servicios considerados en la etapa anterior, computando los cambios en sus precios, menos las depreciaciones acumuladas.

En conclusión, uno de los cambios sustanciales de la transición de las normas contables tradicionales a NIF consiste en la valoración a precio justo de los activos biológicos, ya que de este modo dejen de ser activos fijos o inventarios y se clasifican como activos biológicos generando un aumento en el valor de los activos.

Este artículo fue publicado originalmente en la vigésimo primera edición del periódico Activo Legal. Si desea obtener esta información de manera actual y rápida, haga click en suscripciones.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.