alt

La BP llega a un acuerdo extrajudicial en los Estados Unidos por catástrofe en el Golfo de México

La misma BP ha dicho que el costo total por limpieza, ayudas e indemnizaciones, además de las sanciones penales y civiles desde que sucedió el siniestro se sitúan alrededor de 53.800 millones de dólares.

01 de julio de 2017

Una de las mayores catástrofes medioambientales de la historia fue la ocasionada por la explosión y posterior hundimiento de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, manejada en ese entonces por la compañía energética British Petroleum, ahora BP plc, en el Golfo de México en el año 2010. La contaminación afectó a los estados de Luisiana, Mississippi, Alabama, Texas y Florida en los Estados Unidos y también gran parte de las costas cubanas y mexicanas debido al derrame de más de 700.000 toneladas de crudo al mar.

Recientemente un juez en los Estados Unidos aprobó un acuerdo civil extrajudicial entre la BP, el Departamento de Justicia de los Estados y los estados de la costa del Golfo de México afectados por el derrame, en este acuerdo la compañía petrolera deberá pagar 12.800 millones de dólares por multas asociadas a la Ley de Agua Limpia y por daños a los recursos naturales, además de 4.900 millones de dólares a los estados afectados. Estos pagos serán escalonados en un periodo de hasta 18 años.

"Esta acción hace que BP rinda cuentas con la mayor multa ambiental de todos los tiempos, de igual manera se lanza uno de los esfuerzos de restauración del medio ambiente más amplios a la fecha", dijo la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, después del acuerdo extrajudicial.

La misma BP ha dicho que el costo total por limpieza, ayudas e indemnizaciones, además de las sanciones penales y civiles desde que sucedió el siniestro se sitúan alrededor de los 53.800 millones de dólares.

Dentro de las consecuencias ecológicas de esta tragedia, considerada el derrame de petróleo más grande de la historia, se encuentran la muerte de más de 2600 animales, entre ellos 2095 aves, 467 tortugas, 61 delfines y otros mamíferos; se estima que este ecosistema tardará años y hasta décadas en recuperarse, con consecuencias que aún se desconocen.

Lo ocurrido en el Golfo de México no implica que todas las exploraciones o explotaciones offshore signifiquen un riesgo para los ecosistemas y el medio ambiente, lo que sí es cierto es que esta catástrofe marca un precedente para que se realicen operaciones mucho más responsables y menos negligentes, deja además en el imaginario popular la idea de que este tipo de actividades petroleras son perjudiciales y nocivas, en momentos en las que la exploración, explotación y los precios del petróleo no pasan por su mejor momento.


Este artículo fue publicado originalmente en la vigésima segunda edición del periódico Activo Legal. Si desea obtener esta información de manera actual y rápida, haga click en suscripciones.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.