alt

¿Cómo será resuelta la tragedia ambiental en Minas Gerais, Brasil?

Después de más de 6 meses de investigación fiscales federales independientes de este país presentaron una demanda civil por 155.000 millones de reales (43.500 millones de dólares) contra la minera Samarco Mineração S.A, y sus dueños Vale y BHP Billiton.

06 de julio de 2016

En noviembre del año pasado, en el estado de Minas Gerais, Brasil, sucedió una de las tragedias ambientales más desastrosas ocurridas en esta parte del hemisferio. Una represa que contenía desechos tóxicos de la extracción de hierro de las minas de esta región y que era controlada por la empresa Samarco Mineração S.A, propiedad de las multinacionales mineras Vale S.A y BHP Billiton Ltd, se fracturó y se despedazó, liberando más de 60 millones de metros cúbicos de lodo y desechos mineros, matando a 19 personas.

El caudal de desechos afectó al Río Doce, la principal fuente hídrica de 230 municipios del estado de Minas Gerais. De acuerdo con análisis hechos, en estas aguas se encontraron metales pesados y sustancias nocivas como arsénico, plomo y mercurio, muy superiores a los niveles aceptables. Esto causó innumerables pérdidas en los ecosistemas y dejó incomunicada esta región de Brasil, dificultando la ayuda a los pobladores.

Como primera medida, un juez brasileño congeló 470.000.000 de reales (118.000.000 de dólares) en activos propiedad de Vale SA y 1,8 millones de reales a BHP Billiton Ltd. para garantizar el pago de compensaciones relacionadas al colapso de una represa.

Después de más de 6 meses de investigación fiscales federales independientes de este país presentaron una demanda civil por 155.000 millones de reales (43.500 millones de dólares) contra la minera Samarco Mineração S.A, y sus dueños Vale y BHP Billiton.

En marzo de este año ya se había llegado a un acuerdo extrajudicial entre las compañías mineras y el gobierno brasilero, en el cual estas empresas pagarían aproximadamente 20.000 millones de reales para reparar los daños causados por el derrame tóxico. En ese momento la BHP dijo que creían que el acuerdo proporciona un marco para la recuperación y la compensación, con la intención de responder al impacto de la tragedia.

Sin embargo los fiscales federales que interpusieron la demanda civil no hicieron parte en este acuerdo extrajudicial y, al conocer la cifra para reparaciones, lo condenaron y criticaron, argumentando que este es insuficiente y carece de los elementos legales para garantizar el cumplimiento de las obligaciones que deben cumplir estas compañías mineras.

Se estiman que los daños al medioambiente tardarán más de 100 años en desaparecer. También se espera que con la resolución de la demanda se puedan adelantar trabajos de saneamiento en el Río Doce e intentar recuperar los ecosistemas destruidos.

Por lo pronto se espera la posible aprobación del acuerdo extrajudicial y la aceptación y posterior estudio de la demanda civil.


Este artículo fue publicado originalmente en la vigésima segunda edición del periódico Activo Legal. Si desea obtener esta información de manera actual y rápida, haga click en suscripciones.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.