alt

Las inversiones en empresas subordinadas se debe contabilizar como usualmente se hace

El CTCP mencionó que el tratamiento contable que debe hacerse a las inversiones a empresas subordinadas o controladas debe mantenerse según las normas contables anteriores a las NIIF.

12 de julio de 2016

En un reciente concepto el Consejo Técnico de Contabilidad Pública mencionó que en el caso de que se realicen inversiones en empresas subordinadas –esto es que una empresa que ejerce control sobre otras- la manera de contabilizarse deberá seguir manejándose con las normas contables contenidas en la Ley 222 de 1995.

De manera precisa, lo que debe aplicarse será lo contenido en el artículo 35 de esta norma que trata sobre los estados financieros consolidados. Según esta norma, al prepararse los estados consolidados de las matrices –que se entienden no más como empresas que tienen una o más empresas dependientes o filiales- deberá presentar, además de los estados individuales, también “los resultados de las operaciones, los cambios en el patrimonio, así como los flujos de efectivo de la matriz o controlante y sus subordinados o dominados, como si fuesen los de un solo ente”. En particular, las inversiones en subordinadas deben contabilizarse en los libros de la empresa matriz por el “método de participación patrimonial”.

Por otro lado, el CTCP mencionó que si se trata de inversiones en empresas asociadas o negocios conjuntos, los estados financieros “separados se deben contabilizar al costo o al valor razonable” y no bajo el método de participación patrimonial que solo aplica para la inversión subordinada.

Esta disposición también ha sido mencionada, en su momento, por el Instituto Nacional de Contadores Públicos que en 1993 emitió el Decreto 2650 estipulando que cuando se tengan inversiones en sociedades subordinadas o controladas, “respecto de las cuales el ente económico tenga el poder de disponer que en el período siguiente le transfieran sus utilidades”, estas deben contabilizarse bajo el método de participación.

En ese mismo decreto se estipuló qué las inversiones deben comprenderse como toda acción, cuota, título valor, papel comercial u otro documento negociable adquirido de manera permanente o temporal, con el objetivo “de mantener una reserva secundaria de liquidez, establecer relaciones económicas con otras entidades o para cumplir con disposiciones legales y reglamentarias”.

Por último es importante mencionar que según las NIIF cuando una sociedad prepara estados financieros separados, debe contabilizar sus inversiones en subsidiarias, asociadas y entidades controladas de forma conjunta bajo:

-al costo menos el deterioro del valor; o
-al valor razonable con los cambios en el valor razonable reconocidos en resultados.

Método de Participación Patrimonial

Este es el procedimiento por el cual una sociedad registra su inversión ordinaria en otra la cual se constituye en su subordinada o controlada; esta inversión puede aumentar o disminuir su valor de acuerdo a los cambios en el patrimonio de la subordinada según sea por cambios en el porcentaje de participación.

Este método debe utilizarse para la contabilización de cada una de las inversiones y de forma individual.

registra su inversión ordinaria en otra, constituida en su subordinada o controlada, inicialmente al costo ajustado por inflación, para posteriormente aumentar o disminuir su valor de acuerdo con los cambios en el patrimonio de la subordinada subsecuentes a su adquisición, en lo que le corresponda según su porcentaje de participación.

¿Desea estar siempre actualizado en la última normatividad colombiana? Suscríbase a nuestro periódico Activo Legal haciendo click acá para obtener información actualizada y rápida.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.