alt

Los titulares de las cuentas de ahorro podrán disponer de todo su dinero

La reciente Ley 1793 dispone que todas las cuentas de ahorro tengan una mínima tasa de interés y que no se cobren cuotas de manejo por las cuentas inactivas por más de 60 días

13 de julio de 2016

El pasado 7 de julio fue promulgada la Ley 1793 de 2016 que dictó algunas normas sobre los cobros que las entidades pueden hacer respecto al manejo de las cuentas de ahorro de sus usuarios.

El promotor de esta norma en el Congreso fue el congresista y presidente del Partido Conservador David Barguil, quien mencionó en el momento que fue aprobada por el Congreso, que estas medidas están dirigidas a defender el bolsillo de los colombianos, y generar equilibrio entre los usuarios y el sistema financiero y bancario del país”.

 

Lea también: Así operaría el traslado de fondos de las cuentas abandonadas

La nueva Ley crea obligaciones en tres temas particulares.

Primero, los titulares de las cuentas de ahorro “y/o depósitos electrónicos” pueden disponer de todo su dinero, sin tener que mantener de un saldo mínimo. Quiere decir que ya la entidad financiera no podrá negarles a sus clientes que retiren todo su dinero y no como pasa actualmente que no se puede retirar si en la cuenta se tiene menos de 10.000 pesos.

Segundo, las cuotas de manejo u otros costos financieros solo podrán cobrarse por los primeros 60 días en las cuentas de ahorro cuando estas se mantengan inactivas. Es decir que no se podrá seguir realizando estos cobros si la cuenta no registre ningún tipo de movimiento por más de 60 días.

Tampoco será posible, en ningún caso, realizar cobros retroactivos si la cuenta inactiva registra nuevos depósitos o movimientos.

Y tercero, se obliga a que toda cuenta de ahorros con cualquier nivel de depósito se le reconozca una tasa de interés remuneratoria mínima.

¿Desea estar siempre actualizado en la última normatividad colombiana? Suscríbase a nuestro periódico Activo Legal haciendo click acá para obtener información actualizada y rápida.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.