alt

Un pacto colectivo no es limitante para mayores beneficios en un laudo arbitral 

Un laudo arbitral le concedió al sindicato de una empresa mayores beneficios en materia de salarios y condiciones de seguridad social que los concedidos en el pacto colectivo

22 de julio de 2016

Se creó hace poco una gran polémica por la decisión de un laudo arbitral por un conflicto colectivo entre el sindicato de una empresa y los empleadores, al concederle al primero mayores beneficios laborales que los que se les había concedido a los trabajadores NO sindicalizados mediante el pacto colectivo.

Los empleadores sostuvieron que esta decisión se encontraba en menoscabo de la mayoría de los trabajadores, quienes eran los que se encontraban dentro del pacto colectivo. De esta manera decidió llevar el caso ante la Corte Suprema de Justica con el objeto de que anulara este laudo.

La objeción de los empleadores tenía un piso bastante confiable, por motivo que la jurisprudencia de la Corte Suprema sostenía que en las decisiones de los tribunales arbitrales en un conflicto colectivo de trabajo, si existe previamente una convención colectiva dentro de la misma empresa, puede servir de referencia o de parámetro; las decisiones tienen además estar sustentadas en un principio de igualdad y de no discriminación.

Sin embargo, la decisión del alto tribunal fue validar este laudo arbitral, por motivo a que en efecto el tribunal de arbitramento debe basarse en el existente pacto colectivo, esto no significa que deba adoptar las mismas disposiciones. Además, mencionó que los tratos diferentes –entre el pacto y el laudo- son permisibles, si son objetivos y justificados.

Laudos en materia de seguridad social

De igual manera, con el estudio de este fallo se concluyó que los tribunales de arbitramento en este tipo de laudos pueden imponer obligaciones adicionales a las legales en materia de seguridad social.

Según la Corte, los laudos tienen la capacidad de pronunciarse con respecto a “cualquier mejora que superen los mínimos previstos en la ley, bien sea mediante la creación de nuevos beneficios o la [adición] de los ya existentes”.

A pesar de todo lo anterior, la misma Corte Suprema de Justicia mencionó que los laudos arbitrales que se encuentran encaminados a mejorar los derechos de los trabajadores tienen también límites.

En materia de seguridad social, el laudo no puede pervertir la estructura de este régimen; por ejemplo, si el laudo decide que el pago de incapacidades debe estar en cabeza totalmente del empleador, se debe considerar que tal decisión crea desajustes en la distribución de las obligaciones que, al mismo tiempo, pueden ser insostenibles y que iría en detrimento de los derechos del empleador, como es el liberarse de las prestaciones económicas que le corresponde por ley a otra entidad; en este caso a la EPS del trabajador incapacitado.

Por último, la Corte Suprema recordó algunos límites que deben acatar estos tribunales de arbitramento: la prohibición de laudar en torno a condiciones pensionales diferentes a las establecidas en las leyes del sistema general de pensiones; evitar alteraciones en la estructura y funcionamiento de los sistemas de seguridad social, como responsabilidades, montos y porcentajes; y no imponer al empleador “cargas y prestaciones que por mandato legal le corresponde satisfacer exclusivamente a las entidades del sistema, por ejemplo, servicios del Plan Obligatorio de Salud.

 

¿Desea estar siempre actualizado en la última normatividad colombiana? Suscríbase a nuestro periódico Activo Legal haciendo click acá para obtener información actualizada y rápida.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.