alt

Sí es posible cobrar intereses por los préstamos otorgados por el empleador

Las leyes del trabajo no deben aplicarse siempre al pie de la letra, por motivo a que esto puede contrariar el objeto que las inspira y las justifica.

05 de octubre de 2016

Se tiene entendido que los préstamos que de manera voluntaria son otorgados por el empleador a su trabajador no es posible que se les cobren intereses de ningún tipo.

Tal suposición es soportada por el artículo 153 del Código Sustantivo del Trabajo que menciona: “[…] los préstamos o anticipos de salarios que haga el empleador al trabajador no pueden devengar intereses.” En esta prohibición solo existiría la excepción de los préstamos para la financiación de vivienda, mencionada en el artículo anterior 152.

Sin embargo, la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia ha mencionado que pese a que así ha sido redactada la norma, sí es posible cobrar intereses por préstamos hechos por el empleador que tengan objetivos diferentes a la financiación de vivienda.

Vea: ¿Qué es tercerización laboral y cuándo puede ser ilegal?

Este alto tribunal hace un llamado a no interpretar la norma laboral colombiana al pie de la letra, básicamente de forma literal; mucho más estos artículos que fueron redactados hace más de 60 años y cuyo juicio ha venido cambiando por la jurisprudencia al pasar de los años.

Precisamente, actualmente no existe tal prohibición de cobrar intereses de los préstamos que los empleadores otorgan a sus empleados. Según como lo ha entendido la Corte Suprema de Justicia desde comienzos del siglo XXI, es posible que el empleado tenga una línea de crédito con su empleador con condiciones más ventajosas “o al menos iguales” a las que ofrece el mercado crediticio en el momento de pedirlo.


alt


 

Para la jurisprudencia desarrollada por este alto tribunal, prohibir esto perjudicaría al
trabajador en vez de favorecerlo, lo cual es el objeto de la norma: proporcionar al trabajador nuevas opciones de crédito afuera del mercado crediticio. Si se prohibiera de tajo esto, sencillamente los empleadores se cuidarían de concederles préstamos a sus trabajadores. Entonces , la proh ibi - ción solo sería efectiva si el empleador pacta con su empleado intereses sobre los préstamos en condiciones más gravosas que los que se pueden encontrar en el mercado de créditos. Para ser más claros, cuando el empleador y el trabajador suscriben acuerdos de préstamos con cláusulas que permiten el cobro de intereses por préstamos que, respecto a los que se ofrecen en el mercado de la banca y el comercio, traen beneficios para el trabajador, no se está de ninguna manera quebrantando esta norma.

Conozca: Responsabilidad del empleador en la seguridad en el trabajo

Al igual que no está vedado el cobro de intereses por la normativa laboral, tampoco lo está la libertad entre las partes (empleador y empleado) de establecer la manera como se debe pagar este préstamo y los intereses generados.


alt

 

Este artículo fue publicado originalmente en la vigésima cuarta edición del periódico Activo Legal. Si desea obtener esta información de manera actual y rápida, haga click en suscripciones.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.