alt

La OMS recomienda establecer impuestos a las bebidas azucaradas

Unos 422 millones de adultos de todo el mundo tienen diabetes, la obesidad se ha duplicado entre 1980 y 2014, y hoy hay más de 500 millones de personas obesas en el mundo

14 de octubre de 2016

El año pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una serie de recomendaciones para reducir el consumo de azúcar, en donde indicaba que, tanto adultos y niños de América, Europa Occidental y Oriente Medio, necesitaban “reducir a la mitad la cantidad de azúcar que consumen para disminuir el riesgo de obesidad y daño en la dentadura.”, efecto de las caries. Estas recomendaciones suponen que la población en el mundo debería reducir su consumo a menos de un 10% diario, unos 50 gramos, pero que sería un gran adelanto si se llega a un 5%.

Recientemente esta misma organización internacional, en un informe llamado "Medidas fiscales para la dieta y prevención de enfermedades no transmisibles", sostiene que los gobiernos “deberían subir los impuestos a las bebidas azucaradas para combatir lo que dijo que eran epidemias globales de obesidad y diabetes.”. El informe también habla acerca de que si los precios minoristas de bebidas azucaradas se incrementan un 20% a través de impuestos, hay una caída proporcional del consumo.

¿Cuáles son las cifras de la OMS?

Unos 422 millones de adultos de todo el mundo tienen diabetes. La obesidad se ha duplicado entre 1980 y 2014 y hoy hay más de 500 millones de personas obesas en el mundo. Además, a 2015, 42 millones de niños menores de 5 años tenían sobrepeso o eran obesos, un incremento de unos 11 millones en los últimos 15 años.

No olvidemos que la obesidad es una enfermedad crónica que puede resultar en diabetes, enfermedades cardiovasculares y desordenes metabólicos, entre otras.

Lo cierto es que la OMS propone pedir un impuesto del 20% en el precio final de estas bebidas. Temo Waqanivalu, coordinador del departamento de enfermedades no transmisibles y promoción de la salud de esta organización ha dicho que "ahora estamos en una posición donde podemos decir que hay suficientes pruebas e instar a los países a implementar políticas fiscales efectivas".

Para saber más: Impuesto a las bebidas azucaradas, ¿salud pública o carga impositiva?

Si bien es cierto que en algunos países la obesidad y la diabetes están consideradas como epidemias, también es cierto que el sedentarismo y la falta de ejercicio físico hace que se incrementen estas patologías debido al consumo excesivo y la no eliminación de grasas y calorías, esto ha llevado a que estas enfermedades deben ser tratadas como problemas de salud pública.

Por otro lado hay que decir que en sí mismo el incremento de los impuestos no es suficiente, sino se ponen en marcha estrategias para promover el ejercicio físico y los buenos hábitos alimenticios.

A nivel económico el resultado es el predecible: un aumento de los precios finales que afectan mayormente a los sectores de más bajos recursos que no tienen acceso a agua potable u otra fuente de bebida y un desestimulo a la producción, sin embargo también es deber de las empresas pensar en la posibilidad de utilizar otro tipo de endulzantes menos nocivos y diversificar sus portafolios.

El debate en el mundo continúa. Países como Francia y México ya le han establecido impuestos a las bebidas azucaradas, en el caso de este último, los resultados aún no se demuestran.

alt

¿Desea estar siempre actualizado en la última normatividad colombiana? Suscríbase a nuestro periódico Activo Legal haciendo click acá para obtener información actualizada y rápida.

Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas de los autores y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de Activo Legal SAS.