alt

Las reglas de juego a la hora de contratar servicio doméstico.

Conozca las obligaciones del empleador para este tipo de servicios.

Una de las preguntas más importantes para ser respondidas a las personas que prestan el servicio de empleado doméstico en una casa particular, tiene que ver con sus derechos y deberes laborales. De la misma manera, para las personas que buscan este servicio en sus casas es de gran importancia que conozcan los deberes que tienen al contratar un empleado doméstico para hacer el aseo en su casa y los pagos que debe considerar. De lo contrario le pueden aparecer problemas que nunca hubiera considerado o que por ignorancia pueden surgir por una demanda o reclamo de algunos derechos. Recordemos que la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento.

Primero debemos saber quiénes son los empleados de servicios domésticos: son todos aquellos que realizan una labor relativas a quehaceres de casa, aquí entran la jardinería, el aseo , cocina, cuidado de niños o mayores. Estas personas deben vincularse al servicio mediante un contrato de trabajo, que puede ser perfectamente válido si es verbal al igual que si es escrito; si este es un contrato verbal se considera que es indefinido.

Es necesario decir que no existe un tratamiento especial sobre la normatividad laboral de las personas que trabajan en esta actividad, estos trabajadores se rigen de la misma manera que cualquier otro trabajador; por esto es necesario y es un derecho de estos trabajadores exigir el pago de su seguridad social, cesantías, intereses sobre las cesantías, vacaciones, exceptuando la prima legal de servicios ya que de este pago solo están obligadas las empresas: “Toda empresa está obligada a pagar a cada uno de sus trabajadores... una prima de servicios”.

En cuanto al tema de la jornada laboral la Corte Constitucional se ha pronunciado al respecto en la sentencia C-372 de 1998 que diferencia a los empleados domésticos por días de los que trabajan y residen en un solo domicilio permanentemente. Para los primeros su jornada es de 8 horas y para los segundos es de 10 horas, después de este tiempo se debe considerar como tiempo suplementario. También para estos últimos existe el derecho a los descansos remunerados y el pago de las horas nocturnas se debe reconocer para los dos tipos. Como ya se había dicho más arriba, los empleados domésticos tienen igual derecho a sus vacaciones como cualquier otro trabajador, pero ¿esto cómo se debe tratar para los empleados domésticos que trabajan solo uno o algunos días a la semana? El pago de las vacaciones al igual que todas las demás prestaciones tendrán una base de pago para el cálculo de los valores y este pago será simplemente menor ya que solo se consideran los días de trabajo durante todo el año.

Por ejemplo, una persona tiene un trabajador doméstico una vez a la semana; primero debe establecer el salario base para la liquidación, que se obtiene multiplicando el salario del día por 30; de aquí, de esta base se liquidan todas las prestaciones como las cesantías y sus intereses, las vacaciones, la salud y la pensión según el número de días que ha trabajado en el domicilio.

Por último el empleador también debe tener a este trabajador afiliado a una administradora de riesgos laborales, ya que si este llega a sufrir un accidente de trabajo o enfermedad laboral y no está afiliado es el empleador el encargado y responsable del pago de las prestaciones tales como pago de incapacidades, citas médicas, rehabilitación, indemnización y/o pensión.