alt

Se reglamenta el pago de retefuente del impuesto de renta de todo trabajador.

Se reglamenta y se aclara la aplicación del IMAN y el IMAS.

30 de mayo de 2013.

Con la vigencia de la nueva Reforma Tributaria contenida en la Ley 1607 de 2012, se le encomendó un gran trabajo al Gobierno Nacional para la reglamentación de muchos de los artículos reformados. Uno de estos es la reglamentación y aclaración de la retención en la fuente para el pago de impuesto a la renta aplicables a los trabajadores, sean estos empleados o independientes. Actualmente el Ministerio de Hacienda acaba de publicar el Decreto 1070 de 2013 que busca reglamentar el pago de retención en la fuente del impuesto de renta de todo trabajador.

En primer término esta Reforma Tributaria estableció dos nuevos conceptos tributarios para las personas naturales: el IMAN (Impuesto Mínimo Alternativo Nacional) que se aplicará a los empleados y el IMAS (Impuesto Mínimo Alternativo Simple) destinado a los trabajadores independientes. Estos dos conceptos tienen el objetivo de hacer que el contribuyente pague un mínimo de impuestos según su renta de trabajo sin tener en cuenta las diferentes exenciones tributarias a las que puedan aplicar. El argumento del Estado para establecer estos conceptos es que en muchos casos el pago de impuesto a la renta que tienen obligación los trabajadores puede llegar a ser de cero por el motivo que estos aplican distintas exenciones tales como créditos hipotecarios o pago de educación. Según el IMAN (o el IMAS en su defecto) existirá un mínimo a tributar sin tener en cuenta ningún tipo de exención (Si quiere revisar la tabla para el pago mínimo de retefuente según la renta del empleado haga click aquí).

En segundo lugar, solo se puede restar este impuesto por una serie de conceptos que están consignados en el artículo 332 del Estatuto Tributario, entre los principales están: - El valor de las indemnizaciones en dinero o en especie que se reciban en virtud de seguros de daño en la parte correspondiente al daño emergente .
- Los aportes obligatorios al sistema general de seguridad social a cargo del empleado.
- Los gastos de representación considerados como exentos de Impuesto sobre la Renta .
- El monto de las pérdidas sufridas en el año originadas en desastres o calamidades públicas, declaradas y en los términos establecidos por el Gobierno Nacional.
- Los retiros de los fondos de cesantías que efectúen los beneficiarios o partícipes sobre los aportes efectuados por los empleadores a título de cesantía.

En tercer lugar el pago de impuesto a la renta para los trabajadores solo aplica a quienes mensualmente tengan una ganancia bruta de más de 128,96 UVT (Unidad de valor tributario), restándole “los pagos por salud, siempre que el valor a disminuir mensualmente, en este último caso, no supere dieciséis (16) UVT mensuales; y una deducción mensual de hasta el 10% del total de los ingresos brutos provenientes de la relación laboral o legal y reglamentaria del respectivo mes por concepto de dependientes, hasta un máximo de treinta y dos (32) UVT mensuales.” (artículo 387 del Estatuto Tributario). El UVT de 2013 quedó en 26.841, quiere decir que quienes están obligados al pago de impuesto a la renta son los trabajadores con salarios mayores a 3'461.415 pesos colombianos.

Después de aclarado estos puntos sobre la retención en la fuente procedamos a exponer el contenido de este Decreto 10 70 de 2013


Clasificación de las personas naturales.

Las personas naturales residentes en el país deberán reportar anualmente a sus pagadores o agentes de retención la información necesaria para determinar la categoría tributaria a que pertenecen. La persona debera manifestar:

- Si sus ingresos en el año gravable inmediatamente anterior provienen o no de la prestación de servicios de manera personal o del desarrollo de una actividad económica por cuenta y riesgo del empleador o contratante, en una proporción igual o superior a un ochenta por ciento (80%) del total de los ingresos percibidos por el contribuyente en dicho periodo fiscal.
-Si sus ingresos en el año gravable inmediatamente anterior provienen o no de la prestación de servicios personales mediante el ejercicio de profesiones liberales o de la prestación de servicios técnicos que no requieran la utilización de materiales o insumos especializados, o de maquinaria o equipo especializado, en una proporción igual o superior a un ochenta por ciento (80%).
- Si está obligada a presentar declaración de renta por el año gravable inmediata­mente anterior.
- Si sus ingresos totales en el año gravable inmediatamente anterior superaron 4.073 UVT.

Las personas naturales residentes cuyos ingresos no provengan de una vincula­ción laboral, o legal y reglamentaria estarán sujetas a la retención mayor que resulte de aplicar la tabla del artículo 383 y la tabla del artículo 384 del Estatuto Tributario, independientemente de si son declarantes o no, salvo que entreguen a su contratante la información a que se refiere este artículo y se determine la clasificación de acuerdo con dicha información.


Retención en la fuente sobre rentas de trabajo.

Para obtener la base de retención en la fuente sobre rentas de trabajo efectuados a las personas naturales pertenecientes a la categoría de empleados, se podrán detraer los siguientes factores:

1. Los ingresos que la ley de manera taxativa prevé como no constitutivos de renta ni ganancia ocasional.
2. Las deducciones a que se refiere el artículo 387 del Estatuto Tributario, reglamentado por el artículo 2° del Decreto número 0099 de 2013. (Haga click aquí para más información de este punto)
3. Los aportes obligatorios al Sistema General de Seguridad Social en Salud.
4. Las rentas que la ley de manera taxativa prevé como exentas en razón a su origen y beneficiario. Lo previsto en el numeral 10 del artículo 206 del Estatuto Tributario pro­cede también para las personas naturales clasificadas en la categoría de empleados cuyos pagos o abonos en cuenta no provengan de una relación laboral, o legal y reglamentaria, de conformidad con lo previsto en el inciso 1º del artículo 383 del Estatuto Tributario.

Sobre la deducción de la retefuente por dependientes se entenderá que la discapacidad originada en factores físicos o psicológicos será certificada para la aplicación de las deducciones respectivas mediante examen médico expedido por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses. En este caso, tales circunstancias también podrán ser certificadas por las Empresas Administradoras de Salud a las que se encuentre afiliada la persona.

Para el cálculo de la base gravable de la retención en la fuente mínima para empleados se podrán detraer los siguientes conceptos:

a) Los gastos de representación considerados como exentos de Impuesto sobre la Renta, según los requisitos y límites establecidos en el numeral 7 del artículo 206 del Estatuto Tributario;
b) El exceso del salario básico de los oficiales y suboficiales de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional;
c) El pago correspondiente a la licencia de maternidad.


Determinación del impuesto sobre la renta

El Impuesto Mínimo Alternativo Simple (IMAS) podrá ser aplicado para la determinación simplificada del Impuesto sobre la Renta de los empleados, siempre y cuando la Renta Gravable Alternativa obtenida por el empleado en el respectivo año gravable, sea inferior a 4.700 UVT, independientemente del monto de ingresos brutos obtenidos por el empleado en el periodo gravable.

Todas las personas naturales clasificadas en la categoría de trabajadores por cuenta propia, podrán determinar el impuesto sobre la renta mediante el sistema simplificado “Impuesto Mínimo Alternativo Simple (IMAS)”, siempre que su Renta Gravable Alternativa (RGA) resulte igual o inferior a veintisiete mil (27.000) UVT. Los trabajadores por cuenta propia que opten por este sistema, determinarán el im­puesto a pagar de acuerdo con las actividades económicas, rangos mínimos y fórmula de liquidación previstos en la tabla contenida en el artículo 340 del Estatuto Tributario.

Autor: Mateo Amaya Quimbayo.
Politólogo. Analista y Redactor de Activo Legal.