fuero maternidad tipo contrato alternativa laboral

Fuero de maternidad frente a las alternativas laborales

Tercera entrega sobre el tratamiento del Fuero de Maternidad

7 de octubre de 2013

Continuamos con nuestro especial sobre la unificación de los criterios constitucionales frente al Fuero de Maternidad. Ya, en artículos anteriores, se ha hablado sobre dos temas específicos: los fundamentos normativos para la protección de la trabajadora gestante y madre, y la comunicación del estado de embarazo con sus empleadores. En esta ocasión hablaremos sobre el tratamiento del Fuero de Maternidad según las alternativas laborales que existen en Colombia (desde el contrato a término indefinido, hasta el contrato por prestación de servicios). 

En primer lugar la Corte Constitucional establece que en todo tipo de contrato laboral las causales de terminación deben ser interpretadas y acordes con los principios de protección y estabilidad laboral de la Constitución colombiana; por lo que aquellas no podrán “constituir razones válidas para eludir la protección de la maternidad”.

Esto lleva a considerar, entonces, que el principio constitucional de la protección de la mujer embarazada logra establecer que en toda alternativa laboral no se generen condiciones específicas de terminación. Lo cual desarrolla dos premisas que extienden esta protección: La primera es que en los contratos de servicios temporales, desaparecen las causales específicas de terminación de contrato, cuando la empleada se encuentre en estado de embarazo. La segunda es que en los contratos donde se dé una fecha o condición de terminación (como en los contratos a término fijo, por obra o labor o por prestación de servicios) “la necesidad del servicio o de la obra pendiente de realizar..., desaparece en momentos en que la empleada o contratista ha quedado en embarazo y es posible presumir que la falta de renovación del contrato se dio por razón del embarazo”.

Es necesario mencionar que frente a los contratos por prestación de servicios, estos no son concebidos como contratos laborales, estos se rigen por el código civil y no por el código sustantivo del trabajo. La Corte Constitucional aunque menciona que debe reconocerse el fuero de maternidad para las contratistas, esto solo se puede dar cuando se compruebe que mediante este tipo de contratos se está ocultando una verdadera relación laboral.

De lo anterior se puede concluir entonces que la protección de la maternidad que la Constitución refiere en su artículo 43, la mujer “...durante el embarazo y después del parto gozará de especial asistencia y protección del Estado”, lleva a que se eliminen las causales de terminación de un contrato laboral o de servicios (cuando a este último se le compruebe la existencia de un contrato realidad). Llevando a la conclusión que la protección de la maternidad no puede ser determinada por el tipo de contrato que la mujer contraiga con su empleador o contratista. Esto genera que, independientemente del contrato que suscriba la trabajadora, se le reconozcan las prestaciones en materia de seguridad social en salud, la licencia de maternidad, la estabilidad laboral reforzada, la renovación de su contrato, cuando este lo implique, y el reconocimiento del período de lactancia. 


Autor: Mateo Amaya Quimbayo
Politólogo. Analista y Redactor de Activo Legal