alt

Pago de las incapacidades para trabajadores que ganen un salario mínimo

Pago de incapacidades no pueden ser inferiores al mínimo legal

13 de noviembre de 2013

Ya en consultas anteriores hemos hablado sobre los tipos de incapacidades y su liquidación, quiénes se encuentran encargados de este pago y cuánto es el tiempo en que se deben reconocer

En esta ocasión aunque mencionaremos, rapidamente, esta reglamentación, nos enfocaremos en la manera como deben actuar las empresas y las entidades encargadas del pago del auxilio de incapacidad frente a los trabajadores que ganen un salario mínimo. En primer lugar la incapacidad es la situación que se presenta cuando el trabajador se encuentra inhabilitado para desempeñar la labor para la cual fue contratado, sin embargo tiene derecho a un sustento mínimo para tener una vida digna. Este se denomina auxilio de incapacidad, que es el reconocimiento de la prestación de tipo económico y pago de la misma que hacen las entidades que componen el Sistema General de Protección Social (EPS, ARL o los Fondos de Ahorro) a sus afiliados cotizantes no pensionados, por todo el tiempo en que estén inhabilitados física o mentalmente para desempeñar en forma temporal su profesión u oficio habitual.

Según lo menciona el artículo 40 del Decreto 1406 de 1999, durante los primeros 3 dias de incapacidad del trabajador, corresponde al empleador el pago de las prestaciones económicas, es decir, el pago de las incapacidades, en un porcentaje equivalente a las dos terceras partes del salario.

Del día 4 hasta el día 90 le corresponde a la Entidad promotora de Salud (E.P.S.) a la cual se encuentre afiliado el trabajador, el pago de las incapacidades que se generen en razon a una enfermedad de origen común, en la misma proporción que le corresponde al empleador, es decir, las dos terceras partes del salario devengado.

De igual manera, le corresponde a la EPS el pago de las incapacidades que se generen por riesgo común entre el día 91 y el día 180, las cuales serán canceladas por un valor equivalente al cincuenta por ciento (50%) del Ingreso base de cotización del trabajador.

Es de importancia recalcar que en los eventos en los cuales la incapacidad haya sido generada por una enfermedad o accidente de origen profesional, el valor que ha de ser cancelado por parte de la Aseguradora de Riesgos Laborales (A.R.L) es equivalente a la totalidad del ingreso base de cotización del trabajador, como lo establece el articulo 3 de la ley 776 de 2002.

Ahora, cuando la incapacidad generada por una enfermedad de origen común continúa posterior al día 180, y se obtuvo un concepto de rehabilitación favorable por parte de la EPS, la obligación recae sobre la administradora de Fondos de Pensiones a la cual se encuentre afiliado el trabajador, en una porcentaje igual del 50%)del Ingreso base de cotización del trabajador.

Sin embargo, ha de respetarse los límites establecidos por la legislación y la constitución nacional, por lo cual el valor mínimo que ha de recibir el trabajador, en cualquier caso, es el de un salario mínimo mensual, puesto que éste ha sido el valor mínimo reconocido por el Estado como suficiente para el desarrollo de una vida digna y la protección al derecho fundamental al mínimo vital. Lo anterior fue dictaminado mediante la sentencia C-543 de 2007.

“La Corte entiende que el porcentaje del auxilio monetario por enfermedad no profesional no quebranta el principio de igualdad y el estatuto del trabajo, siempre y cuando su valor no sea inferior al salario mínimo legal. En consecuencia, la declaración de exequibilidad de las expresiones demandadas del artículo 227 del Código Sustantivo del Trabajo se debe condicionar a que se entienda que dicho auxilio monetario no podrá ser inferior al salario mínimo legal vigente”.

Si desea más información haga click aquí

Autor: Alan Rothstein
Abogado de Activo Legal